Introducción Parte I

Mi amor por los cupcakes (bizcochitos) empezó de forma extraña. Crecí en una familia de reposteras y, … como se podrán imaginar, yo y la repostería nos limitábamos a tener una relación del tipo tu-te-ves-lindo-yo-te-como. Pues, fue así que mi etapa de los dulces caseros, mermeladas y bizcochos pasó algo rápido.

Hace un tiempo jamás le hubiese admitido a nadie que me gustaba estar dentro de la cocina, fueron demasiadas veces que ayude a mi abu mientras ella hacía lo suyo. Pero la verdad es que me encanta! Estoy loca por los programas de cocina.

En una de mis maratones de programas de cocina, me encontré con varios programas de pastelería y más tarde con Cupcake Wars. ¡Me encanto! No podía creer lo hermositos que se veían. Ahora, que fuesen pequeños seguro implicaba que son sencillos de hacer.

Yo jamás había horneado nada por mi misma ( sacando las veces que ayude a mi abu) y la curiosidad me mataba. Así pues, me metí a la web e investigue todo lo que podía. Me arme de valor y compre un pequeño libro de recetas en Amazon. En cuanto tuve el dinero compre los ingredientes y me puse en marcha. La tarea sería súper sencilla. Más tarde me daría cuenta cuán equivocada estaba.

Advertisements